Uso de móviles por el alumnado

Prohibido el uso de móviles

No está permitido disponer de aparatos electrónicos (móviles, cámaras, reproductores…) en todo el recinto del Centro desde que se entra en el mismo y hasta que se sale el horario escolar (de 8:00 a 14:45 h). En el caso que un alumno/a, a iniciativa propia o por indicación de su familia, traiga al Centro algún dispositivo electrónico no permitido, este deberá permanecer desconectado y guardado, no quedando visible bajo ninguna circunstancia. El incumplimiento de esta norma supone la aplicación inmediata del procedimiento sancionador establecido, consistente en que cuando el profesorado retire a un/a alumno/a el teléfono, se recogerá en Jefatura de Estudios a última hora del día junto con el parte que deberá devolver firmado por la familia.

El Centro no se hará responsable de posibles pérdidas o sustracciones de aparatos u objetos cuyo uso no está permitido, correspondiendo a su propietario/a su guarda y custodia.

  • Si algún alumno/a tiene que contactar con su familia durante la jornada escolar, existen teléfonos en el Centro para hacerlo. Las normas de funcionamiento del centro ya recogen el procedimiento a seguir por parte del profesorado y dicho/a alumno/a.
  • Si en alguna asignatura fuera imprescindible el uso de algún dispositivo electrónico como parte del material escolar, el profesorado deberá comunicarlo con antelación al uso en el aula. En cualquier caso, el Centro no puede hacerse responsable de posibles pérdidas o sustracciones de estos dispositivos.

De acuerdo con la legislación nacional vigente está totalmente prohibido utilizar el teléfono móvil u otros medios para grabar o fotografiar escenas o situaciones en las que esté presente cualquier miembro de la comunidad educativa sin su consentimiento. La difusión, a través de Internet o por cualquier otro medio de imágenes, particularmente si resultan degradantes u ofensivas, agravará la responsabilidad de los infractores. El Centro podrá poner los hechos a disposición de las autoridades pertinentes.

  • No debe extrañar a nadie que los dispositivos electrónicos son una herramienta de distracción masiva. El problema es importante puesto que la falta de atención es uno de los principales desencadenantes de los retrasos en el aprendizaje y, en consecuencia, del fracaso escolar.
    • Durante las actividades complementarias o extraescolares realizadas fuera del centro podrán usarse los teléfonos móviles o reproductores de audio/vídeo, SOLO CUANDO LO AUTORICE el profesorado responsable de la actividad.

  • La presencia de cualquier dispositivo electrónico (teléfonos móviles, cámaras fotográficas…) mientras se realiza un examen, que no haya sido previamente permitido por el profesorado que realiza dicho examen, será motivo suficiente para impedir la realización del examen y considerarla no válida a efectos académicos. A parte de las implicaciones académicas que este hecho conlleva, también se aplicará el procedimiento sancionador correspondiente.